G i n k a

Marioneta habitada

¿Quién es este personaje de mirada atípica que deambula por los espacios urbanos? ¿De dónde es y por qué está aquí? Se pueden generar tantas preguntas al conocer a Ginka. A veces lo vemos entre las ramas de los árboles como si fueran sus zancos, a veces lo encontramos cara a cara. La vimos bailar, cantar, llorar, la vimos simplemente ser. Siempre acompañado de tres pájaros majestuosos y coloridos, ¿quién protege a quién? Es una simbiosis intrigante.

¿Cuántas veces hemos estado en espacios naturales, en bosques o en las montañas, y hemos sentido tanto esa calma reconfortante como ese algo misterioso que inconscientemente nos reconecta con nuestros orígenes olvidados? Ginka es nuestra divertida personificación de este pequeño sentido de paz y angustia.

Es un espectáculo presentado en formato ambulatorio, no verbal, que combina gestos y acciones en el espacio, utilizando diferentes técnicas de manipulación (inercia, directa, protésica). Prestamos temporalmente nuestros cuerpos para ser poseídos por esta marioneta híbrida. Su presencia es polivalente, dependiendo de lo que nos permita el espacio, en ocasiones aparece sobre sus pilotes o en el suelo a nivel humano.

Concepción y realización . Helijalder Capristano, Laetitia B. Canniccioni, Roger Mandez

Interpretación. Helijalder Capristano (zancos) Laetitia B. Canniccioni (en el suelo)

Foto Carl Desjardins

DSC_5748.jpg